Sensación agridulce para un buen sábado

Esta sábado se disputaron en el pabellón del Raval los partidos correspondientes a la penúltima jornada de la Copa Federación, tanto para el equipo cadete como para el infantil.

El equipo Cadete sería el que iniciaría la mañana de balonmano frente a un H. Castellonera que todavía no conocía la victoria en este competición y es por esto que el equipo local tenía muy presente que no se podían relajar, puesto que un exceso de confianza, podía terminar en un resultado inesperado pero posible.

El inicio del partido estuvo marcado por las imprecisiones de ambos equipos, perdiendo balones en ataque y realizando lanzamientos poco efectivos. Pero poco a poco el equipo local iba encontrándose mejor en la pista y el acierto de cara a portería y la intensidad defensiva, les hizo distanciarse en el marcador, finalizando con un 32 – 20 para los de Gandia.

Como nota negativa, fue la situación de tensión que se generó tras los errores arbitrales que generaron un ambiente crispado tanto dentro como fuera de la pista, por lo que lo que reflejaba el marcador parecía carecer de significado y al finalizar el partido, los jugadores no se marcharon al vestuario con la sensación que cabe esperar tras conseguir su objetivo.

Por otro lado los Infantiles se enfrentaron también al H. Castellonera y por el momento las diferencias en los diversos enfrentamientos que habían disputado eran notables y la victoria era algo a lo que no se podía optar. Pero como viene siendo habitual, estos infantiles siempre nos consiguen emocionar y pensar que todo es posible. La actitud de los jugadores en la pista fue en todo momento ejemplar, con lucha, esfuerzo y entrega. La evolución de todos los jugadores se podía observar, aportando cada uno su granito de arena, para que la posibilidad de victoria no se esfumase en ningún momento y hasta los 3 últimos minutos, el equipo se mantuviese cercano en el marcador. Finalizando el encuentro con un resultado de 15 – 19 (teniendo en cuenta que el anterior partido contra ellos el resultado fue de 32 – 20 para Castellonera, poco se puede reprochar y mucho se tiene que estar orgulloso de la progresión de estos “pequeños” luchadores).

Cosas que se pueden sacar de esto es que la victoria no lo es todo, la sensación de superación y de disfrute, puede anteponerse a los números en un marcador.

Seguiremos trabajando para que la diversión que nos puede aportar el balonmano, siga siendo el motor que mueva este club.

 

Redacción:

David Cremades Mestre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s